QUERATOSIS
ACTÍNICA




Queratosis Actínica


¿QUÉ ES LA QUERATOSIS ACTÍNICA?

La queratosis actínica, también conocida como queratosis solar, es uno de los motivos más frecuentes de consulta a los dermatólogos y se caracteriza por producir lesiones ásperas y duras en la piel en zonas que han recibido un exceso de exposición solar. Comúnmente se encuentra en el rostro, los labios, las orejas, el dorso de las manos, los antebrazos, el cuero cabelludo o el cuello.

Estos parches tardan años en desarrollarse y suelen presentarse por primera vez en personas mayores de 40 años, pero debemos tener en cuenta que un pequeño porcentaje de lesiones de queratosis actínica se pueden convertir eventualmente en cáncer de piel.

Para evitarla, es necesario protegerse correctamente del sol y acudir al dermatólogo ante la sospecha de que se padezca una lesión de este tipo.

SÍNTOMAS

La queratosis se identifica por la aparición de las siguientes señales de alerta:
• La piel aparece escamosa, áspera al tacto y se va cubriendo de una costra dura y seca.
Mácula plana ligeramente elevada o bulto en la capa de piel superior, normalmente de 2.5 cm de diámetro.
Manchas, suelen ser de color rosa, rojo o marrón. Habitualmente salen en las zonas donde más da el sol.
Picazón o ardor en la zona afectada.
Alteración del aspecto de la piel: puede inflamarse o enrojecerse alrededor de las lesiones.

CAUSAS

La queratosis actínica se produce a causa de la exposición frecuente o intensa a los rayos UV del sol o las camas solares.






Riesgo y prevención


FACTORES DE RIESGO

Aunque todos podemos desarrollar queratosis actínica, unas personas pueden tener más propensión a desarrollar la enfermedad que otras, si reúnes algunas de estas condiciones:
• Factores ambientales: la exposición a la radiación ultravioleta, cuya fuente principal es la luz solar; la intensidad con la que se recibe la exposición solar, que varía según la altitud y latitud y la exposición a agentes carcinógenos ambientales como los que se encuentran en la contaminación.
• Factores constitucionales: características biológicas como el fototipo, ya que las personas con la piel más clara tienen más riesgo; la edad, la prevalencia en mayores de 80 años es del 90%; el estado de inmunidad y las personas con el sistema inmune débil. También las enfermedades genéticas, como el albinismo, pueden ser un factor de aparición de la queratosis a una edad temprana.

PREVENCIÓN

La prevención de la queratosis actínica es importante ya que es una afección que puede preceder al cáncer o ser una forma temprana de cáncer de piel. La protección solar es necesaria para ayudar a prevenir el desarrollo y la recurrencia de parches y manchas de queratosis actínica.
Toma las siguientes medidas para proteger la piel del sol:
Reduce la cantidad de tiempo que pasas al sol.
Usa protector solar.
Usa pantalla solar en toda la piel expuesta, además de bálsamo labial con pantalla solar en los labios.
Cúbrete para una protección adicional usando prendas de tejido ajustado que cubran los brazos y las piernas. Además, usar sombrero de ala ancha, que brinda mayor protección que una gorra o una visera.
Evita las camas solares. La exposición a los rayos UV de la cama solar puede causar el mismo daño en la piel que un bronceado adquirido al sol.
Controla la piel regularmente e informa los cambios a tu médico.


SOLICITAR CITA PARA VALORACIÓN




<b>Discover a</b> <strong>new you</strong>




CONTÁCTANOS




Nº de Registro Sanitario: 24/877

SÍGUENOS EN:

   

NOSOTROS CONTACTAMOS CONTIGO

Déjanos tu nombre, teléfono y correo electrónico.



    <b>Contact us</b>



    Madison Avenue 7, New York

    Book an Appointment