IMPÉTIGO

Impétigo en niños



Impétigo


¿QUÉ ES EL IMPÉTIGO?

El impétigo es una infección de la piel común y muy contagiosa que afecta principalmente a bebés y niños. Normalmente aparece en forma de llagas rojas en la cara, especialmente alrededor de la nariz y la boca, y en las manos y los pies, las cuales se rompen rápidamente, supuran durante algunos días y luego forman una costra de color marrón amarillento.

Generalmente se recomienda el tratamiento con antibióticos para ayudar a evitar la transmisión a otras personas. Es importante que los niños se queden en casa y no acudan al colegio o guardería hasta que ya no sea contagioso, que suele ser pasadas las 24 horas después de comenzar el tratamiento con antibióticos.

CAUSAS

Todos tenemos bacterias viviendo sobre nuestra piel. Hay dos tipos de bacterias que pueden causar impétigo que son el Streptococcus del grupo A y el Staphylococcus aureus. Estas bacterias, provocan impétigo al entrar en contacto con las llagas de una persona infectada o con elementos que ésta haya tocado, como ropa, sábanas, toallas e, incluso, juguetes.

SÍNTOMAS

Por lo general, las llagas se forman alrededor de la nariz y la boca, pero pueden extenderse a otras partes del cuerpo a través de los dedos, la ropa o las toallas. Esta afección, causa una picazón y un dolor generalmente leves.
Una forma menos frecuente de la afección, es la denominada “impétigo ampollar”, que puede producir ampollas más grandes en el tronco de bebés y niños pequeños.
Por otro lado, una forma más grave de impétigo, es la llamada “ectima”, que penetra en capas más profundas de la piel y produce llagas dolorosas llenas de pus o líquido que se transforman en úlceras profundas.


SOLICITAR CITA PARA VALORACIÓN




Factores de riesgo y prevención


FACTORES DE RIESGO
Los factores que aumentan el riesgo de tener impétigo incluyen los siguientes:
Edad. El impétigo generalmente se produce en niños de 2 a 5 años.
Condiciones de hacinamiento. El impétigo se contagia fácilmente en las escuelas y las guarderías.
Tiempo caluroso y húmedo. Las infecciones por impétigo son más frecuentes en verano.
Determinados deportes. Participar en deportes que impliquen un contacto piel a piel, como el fútbol o la lucha libre, aumenta tu riesgo de contagiarte impétigo.
Piel lastimada. Las bacterias que causan el impétigo generalmente penetran en la piel a través de pequeñas heridas presentes en ella, picaduras de insectos o erupciones cutáneas.
Las personas adultas, las diabéticas o aquellas con un sistema inmunitario debilitado son más propensas a tener ectimas.

PREVENCIÓN

La mejor manera de tener una piel sana es mantenerla limpia. Es importante enjuagar los cortes, las raspaduras, las picaduras de insectos y otras lesiones de inmediato.
Para evitar que el impétigo se transmita a otras personas:
Enjuaga con cuidado las zonas afectadas con jabón suave y agua corriente, y luego cubre la herida ligeramente con una gasa.
Lava la ropa, la ropa de cama y las toallas de una persona infectada todos los días y no las compartas con otros familiares.
Usa guantes cuando apliques una crema con antibiótico y luego lávate bien las manos.
Corta las uñas de un niño infectado para evitar que se haga daño al rascarse.
Lávate las manos con frecuencia.
Haz que tu hijo se quede en la casa hasta que el médico te indique que ya no contagia.





<b>Discover a</b> <strong>new you</strong>




CONTÁCTANOS




Nº de Registro Sanitario: 24/877

SÍGUENOS EN:

   

NOSOTROS CONTACTAMOS CONTIGO

Déjanos tu nombre, teléfono y correo electrónico.



    <b>Contact us</b>



    Madison Avenue 7, New York

    Book an Appointment