5ZP57QXUY5CJJDSIH2RSONTJHY.jpg

Cuando se trata de dermatología, hay muchos productos, tratamientos, pero también tipos de piel. En los seres humanos encontramos rostros secos, grasos, mixtos y rosáceos. Aunque cada uno de ellos merece una especial atención, la piel rosácea, quizá, es la que más cuidados necesita.

Este tipo de tez define qué productos de skincare, qué maquillaje debes utilizar y qué cuidados especiales debes tener porque dicha condición no tiene cura. Así que está en tus manos, y en las del profesional dermatológico que te debe guiar, el curso y el manejo de tu piel ‘colorada’. Para ello, te mostramos algunos aspectos con el fin de que te guíes.

¿Qué significa tener la piel rosácea?

Es posible que al probar un producto nuevo, al tocarte con rudeza la cara o simplemente al recibir sol, tu piel adquiera un color rojizo. Es normal. Sin embargo, cuando se trata de la rosácea el asunto se complica, ya que esta, a pesar de significar también el tener hipersensibilidad en el rostro, es una enfermedad, por lo que no se quita solo con alejar la piel de agentes externos.

El dermatólogo Jaime Vilar citado por Vogue España, explica esta condición: “Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel muy frecuente, que afecta a la cara produciendo enrojecimiento y sarpullido con aspecto de acné, sobre todo en la zona central (mejillas, frente, nariz, alrededor de la boca y mentón)”.

El experto asegura que no hay un consenso respecto a las causas apartes de la predisposición genética, pero lo que se sabe hasta el momento con mayor certeza sobre dicha condición es que se da más en mujeres y la edad más frecuente está entre los 30 y los 50 años. Además se presenta en pieles de tonos claros.

Para leer el resto del artículo, pincha aquí


DSC07728-1200x802.jpg

¿Conoces las conocidas como manchas de la piel?, u “antojos”, con las que, algunos de nosotros nacemos. ¡Sigue leyendo para saber qué son exactamente!

Las manchas en la piel son unas lesiones cutáneas que se manifiestan en el nacimiento, o poco después. En algunos casos los padres refieren preocupación al respecto, tanto por razones estéticas como por la posibilidad de que exista algún problema asociado a la presencia de las mismas. Normalmente es el pediatra quien va a evaluar al niño en primer lugar, derivándolo al Dermatólogo posteriormente, ya que es necesario que estas lesiones sean examinadas por un especialista en dermatología para asegurar un correcto diagnóstico apropiado. En la Clínica del Dr. Jaime Vilar somos expertos en dermatología pediátrica.

Tipos de manchas de nacimiento

Las manchas de nacimiento son muy variadas, pero las que se observan con mayor frecuencia son:

Manchas pigmentadas

Este tipo de mancha se ubica en cualquier zona de la superficie corporal. Si se encuentran de forma aislada o en escaso número suelen precisar únicamente un seguimiento periódico. En el caso de que sean múltiples o se asocien a otras alteraciones cutáneas debemos descartar otras enfermedades como, por ejemplo, la neurofibromatosis.

Manchas marrones solitarias

Suelen corresponder a los nevus congénitos pequeños (menos de 1,5cm). No suelen constituir problemas adicionales, pero sí que deben de tener un seguimiento por un especialista.

Hemangiomas

Estos pueden presentar un patrón de crecimiento muy rápido que puede alarmar a los padres y, en cualquier caso, aunque también desaparecen con el tiempo, son lesiones que deben siempre ser valoradas por el dermatólogo infantil.

Manchas azules

Suelen verse en región lumbosacra, pero podría localizarse en otras zonas. Puede dar la sensación de aumentar de intensidad durante un corto período de tiempo, para posteriormente irse atenuando hasta llegar a desaparecer en los primeros años de vida.

Manchas blancas

Estas manchas al igual que las oscuras, pueden ser solitarias, múltiples o en ocasiones abarcar una extensión considerable de la piel. Algunas se deben a la ausencia de melanina en la zona afectada, pero otras corresponden a una falta de vascularización. En muchas ocasiones no son muy evidentes y pueden ser observadas de forma casual.

Manchas rosadas, rojizas o violáceas

Son de origen vascular y un alto porcentaje de recién nacidos puede presentarlas. Se localizan en párpados, entrecejo y nuca. Si están localizadas en la cara tienden a desparecer de forma espontánea antes de los tres años. Sin embargo, las de la nuca suelen persistir de por vida.




<b>Discover a</b> <strong>new you</strong>




CONTÁCTANOS




Nº de Registro Sanitario: 24/877

SÍGUENOS EN:

   

NOSOTROS CONTACTAMOS CONTIGO

Déjanos tu nombre, teléfono y correo electrónico.



    <b>Contact us</b>



    Madison Avenue 7, New York

    Book an Appointment