hiperdrosis.jpg

La sudoración excesiva o hiperhidrosis disminuye la autoestima y crea inseguridades a quien la padece. Sin embargo, la dermatología moderna cuenta con soluciones efectivas para controlar esta enfermedad con técnicas como el uso del bótox. ¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos en el post de hoy de Clínica Dr. Jaime Vilar!

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis consiste en el exceso de sudoración localizado: manos, pies, axilas, cuero cabelludo; o generalizado. Esta enfermedad, disminuye la calidad de vida de quien la padece, además de afectar a su autoestima debido a las limitaciones a las que están sujetos: los pacientes no pueden dar la mano, tienen problemas al manejar aparatos tecnológicos, y suelen manchar la ropa de sudor. Este exceso de sudoración conlleva que quien tenga hiperhidrosis suela rehuir de la actividad social, llegando incluso a tener fobia social.

Dependiendo del tipo de hiperhidrosis tendremos unas limitaciones. Por ejemplo, la hiperhidrosis palmar (hiper sudoración de las manos) causa dificultad en la manipulación de papeles, para escribir, abrocharse los botones, manejar herramientas, equipos electrónicos o instrumentos de música. Es por ello que la necesidad de evitar el saludo de manos obliga a muchas personas a buscar tratamiento.

Tratamientos contra la hiperhidrosis

Los últimos avances en dermatología cuentan con muchos tratamientos eficaces para ayudar a los pacientes con hiperhidrosis, dependiendo la severidad del caso:

  • Los desodorantes antitranspirantes con sales de aluminio ayudan en casos muy leves. Hay que aplicarlos con la piel muy seca, ya que irritan con facilidad.
  • Algunos fármacos resultan eficaces para controlar la sudoración excesiva. Siempre bajo prescripción médica.
  • Uso de la tóxina botulínica.

El uso del bótox para combatir la hiperhidrosis

La toxina botulínica (bótox) inyectada en la zona de sudor es muy eficaz para eliminar su producción. Los efectos duran aproximadamente 9 meses, pero son notorios a los pocos días de las infiltraciones. El dolor es soportable en la axila, aunque depende de la zona el dermatólogo puede emplear anestesia local. Este procedimiento siempre debe ser realizado por un especialista médico, ya que inyectarlo de una forma incorrecta puede dejar debilitado algún musculo de los dedos.

¿El bótox elimina las arrugas… Y el sudor?

La razón principal por lo que la toxina botulínica se emplea además de para eliminar o atenuar arrugas contra la sudoración excesiva es debido a que la toxina bloquea una molécula llamada acetilcolina, una especie de neurotransmisor, que es el causante de la contracción muscular y la producción del sudor.

¿Dudas? ¡Ponte en contacto con nosotros! En Clínica Dr. Jaime Vilar estamos para ayudarte.


Blog-Jaime-Vilar-1200x800.jpg

¿Sabías que nuestro cuerpo no produce vitamina C? Debemos ingerirla con los alimentos. Tomarla nos protege de enfermedades, mejora el aspecto de nuestra piel y previene el fotoenvejecimiento. Y es que los beneficios de la vitamina C para la piel son múltiples. ¿Preparado para conocerlos?

 

Beneficios de la vitamina C en la piel

  • La vitamina C tiene acción antioxidante. Disminuye el daño producido por la radiación solar y, por tanto, ralentiza el envejecimiento.
  • Gracias a su capacidad de promover la síntesis de colágeno y ácido hialurónico es un magnífico antiedad.
  • Es uno de los ingredientes que más luminosidad aporta a la piel ya que suprime la síntesis de la melanina.
  • Es despigmentante: potencia la regulación celular unificando así el tono de la piel.
  • Es reafirmante: tiene la capacidad de promover la síntesis de colágeno y ácido hialurónico obteniendo una piel más elástica y, por consiguiente, más joven por más tiempo.
  • Es sebo reguladora: una gran aliada contra el acné, principalmente el localizado en la zona T.

 

¿Cómo aplicar vitamina C en el rostro?

Lo primero que debes tener en cuenta es que se puede utilizar todo el año, incluso en verano, siempre complementando su aplicación con protector solar.

Se debe aplicar preferiblemente por el día con ligeros toquecitos sobre el rostro limpio y seco. Incidiendo especialmente sobre marcas y manchas. También se puede aplicar antes del tratamiento habitual o si se prefiere añadiendo unas gotitas a la crema hidratante facial 😉

Además, gracias a su textura ligera se necesita muy poca cantidad y penetra hasta la dermis disminuyendo visiblemente la profundidad de las arrugas y las líneas de expresión.

 

En definitiva, la vitamina C es un activo indispensable en cualquier rutina de cuidado facial por sus múltiples beneficios para nuestra piel.  ¿A qué esperas para probarla?

¿Dudas? ¡Ponte en contacto con nosotros!


Efectos-primavera-piel-consejos-alergias-1200x800.jpg

El cuidado y mantenimiento de la piel debe hacerse durante todo el año. Sin embargo, los cuidados que precisa de una estación a otra pueden variar. Todos sabemos que la primavera, además de ser una época con cambios bruscos de temperatura o de mucha humedad, también es una estación maravillosa, florece la naturaleza y el sol asoma más. Pero… ¿sabemos qué es lo que necesita nuestra piel?

La primavera es la estación perfecta para preparar nuestra piel de cara al verano y, aunque la mayoría de las veces hacemos caso omiso de los consejos y terminamos sufriendo las consecuencias de una piel poco cuidada, como puede ser la aparición de manchas solares, quemaduras, alergias a insectos, al polen… y un largo etcétera, queremos recordaros la importancia de estos cuidados. Nuestra piel es el órgano más sensible de nuestro organismo y es la primera en percibir los cambios de estación, así que ¿por qué no mimarla como se merece?

Consejos básicos

  • Limpieza. Es importante mantener una limpieza en profundidad de toda nuestra piel utilizando productos testados dermatológicamente y específicos para cada tipo de piel.
  • Exfoliación. Durante el invierno, nuestra piel tiende a resecarse, es por ello que una buena exfoliación ayudará a eliminar las células muertas y proporcionará una tez más uniforme y receptiva a los tratamientos que se apliquen posteriormente debido a la limpieza de los poros.
  • Hidratación. Con la exfoliación se retiran las obstrucciones que puedan tener nuestros poros, pero es preciso aplicar tras este tratamiento cremas o tónicos hidratantes que ayuden a la recuperación de la piel, le aporten elasticidad y la preparen para posibles agresiones.

Además de estas recomendaciones, se deben tener en cuenta otros factores que ayudarán a la protección y mantenimiento de nuestra piel:

  • Beber mucha agua. Sí, esta puede ser la frase que más veces veas repetida en tus búsquedas por internet sobre cuidados de la piel. La razón es simple, nuestro cuerpo está compuesto en un 70 por ciento de agua y nuestra piel en un 35%. Gracias a este elemento subsistimos y mantenemos nuestro organismo hidratado. Hidratarse correctamente garantiza mayor elasticidad en la piel. Además, los minerales que proporciona el agua son necesarios para que la barrera cutánea sea impenetrable, reduciendo así las posibilidades de que los alérgenos nos afecten con más eficacia.
  • Usar fotoprotectores de calidad. En primavera tendemos a aprovechar la mejora de las temperaturas y, por ende, nos desprendemos de esas capas de ropa que en invierno ocultan nuestra piel. Por ello, tenemos que tener en cuenta que los rayos del sol, así como necesarios, también son perjudiciales si no nos protegemos. Nuestros dermatólogos recomiendan usar fotoprotectores de calidad a fin de preparar nuestra piel para las exposiciones al sol del verano.
  • Complementos alimenticios y antioxidantes. Tomar antioxidantes durante la primavera ayuda a preparar nuestra piel de cara al verano, proporcionándole firmeza y fortaleza frente a las radiaciones solares. Una dieta rica en vitamina E y C ayudará a retrasar el envejecimiento y a reparar los tejidos, además de aportarnos vitalidad.
  • Ejercicio. La primavera es la época perfecta para animarnos a realizar deportes al aire libre por su buena temperatura. Tomando los consejos antes mencionados, podemos hacer que nuestra actividad deportiva se convierta en una aliada para fortalecer, tonificar y aportar elasticidad a nuestra piel. A través del sudor se eliminan toxinas que pueden dañar nuestra piel y provocar afecciones como el acné.

Esta primavera regálate los mejores cuidados con estos consejos, y si quieres tener más información o realizar algún tratamiento no dudes en consultarnos, somos expertos en el cuidado de tu piel. ¡Te esperamos!


DSC00069-1200x800.jpg

Prevención. Esta es la clave de la filosofía de trabajo del Dr. Jaime Vilar, director médico de la Clínica que lleva su nombre. Y es que tiene claro que lo mejor es actuar antes de que los problemas aparezcan. Sin embargo, no lo hacemos, dado que «el principal error en el cuidado de la piel es no usar fotoprotección», asegura el Doctor. En esta entrevista nos explica cómo cuidar la piel sana, cómo evitar la aparición de cicatrices de acné o manchas y nos habla de los tratamientos de Medicina Estética más demandados actualmente.

¿Cada cuánto tiempo debemos acudir a una revisión dermatológica?

La respuesta a esta pregunta dependerá de las condiciones de cada paciente. Por poner un ejemplo, los pacientes que asocian una enfermedad que requiere controles frecuentes, como las personas que tienen un daño solar importante o personas con enfermedades inflamatorias tipo dermatitis atópica o hidradenitis supurativa severas, en ocasiones deben ser revisados cada 2 o 3 meses. La población que no tiene problemas básicos de piel sería razonable que hiciera una valoración dermatológica, al menos, una vez al año, especialmente con la intención de descartar la presencia de melanoma. Es una de las entidades clínicas que deben generar preocupación en los dermatólogos.

«En personas de edad avanzada el cáncer de piel es probable que sea la patología más prevalente»

¿Cuáles son las enfermedades de la piel más comunes?

En la infancia probablemente las infecciones benignas de la piel, así como las dermatitis. En la adolescencia es posible que el acné sea la patología mas consultada. En la edad adulta el cáncer de piel y los motivos cosméticos se tornan las consultas mas frecuentes. Y en personas de edad avanzada el cáncer de piel es probable que sea la patología más prevalente.

Hablemos de algo básico: el cuidado de la piel. ¿Qué errores se cometen con más frecuencia? 

Yo diría que el principal error en el cuidado de la piel es no usar fotoprotección en la región facial hasta que las consecuencias empiezan a pasar factura. Y no hablamos exclusivamente de lesiones malignas sino principalmente de consecuencias cosméticas. Las manchas faciales, sobre todo de tipo hormonal, así como daño solar en cuello y escote son frecuentes en nuestro medio, y sería mejor evitar su aparición antes que tratarlas una vez ya están establecidas. Así que en mi opinión una buena educación en protección solar en regiones fotoexpuestas (cara y cuello y escote) sería una buena recomendación en pacientes jóvenes, principalmente mujeres.

¿Y cómo se debe cuidar la piel sana?

Cuando tenemos una piel sana y joven debemos tener el objetivo de que se mantenga en esa condición el máximo tiempo posible. Para ello se hace necesario tener la rutina de limpieza adecuada 2 veces al día, utilizar una crema de día con factor de protección alto, cosméticos adecuados para el tipo de piel, en caso de querer usarlos. Y por la noches, tras la limpieza, utilizar exfoliación 2 días a la semana e hidratación suave. Esta será una rutina adecuada básica para el cuidado de una piel sana.

«El tratamiento del acné con medicamentos debe ser precoz para evitar complicaciones cosméticas indeseables»

Y para las pieles acneicas o grasas, ¿qué cuidados recomienda?

En las pieles grasas los cuidados deben ser un poco diferentes. Si la grasa genera lesiones acneicas con riesgo de dejar marcas o cicatrices faciales, el tratamiento del acné con medicamentos debe ser precoz, para evitar complicaciones cosméticas indeseables. En caso de que el tratamiento médico no sea necesario, es imprescindible utilizar cosméticos adecuados para limpiar, exfoliar e hidratar las pieles con tendencia a la grasa. Deben tolerarse bien para evitar que generen aún más grasa.

No solo se trata de tener una piel sana, sino también de mejorar su aspecto. ¿Cuáles son actualmente los tratamientos de Medicina Estética más demandados? 

En general los tratamientos que consiguen mejoras con el mínimo periodo de recuperación. La toxina botulínica es probablemente el tratamiento estrella, pero también los láseres, tanto de manchas como de depilación. Y la remodelación facial con ácido hialuronico, el tratamiento de las varices de las piernas, etc.

¿Qué tratamientos son más eficaces a la hora de tratar los signos del envejecimiento?

La toxina botulínica previene la formación de arrugas permanentes en las zonas de arrugas de expresión. Con la remodelación con hialurónico sostenemos la estructura facial ante la caída que provoca el paso del tiempo. Y el uso de fotoprotección, así como el tratamiento de las manchas, mejora el aspecto y rejuvenece la expresión facial.

«La cicatriz del acné que mejor se elimina es la que no se tiene»

Esta es una de las dudas más habituales, especialmente cuando hablamos de acné adulto: ¿las cicatrices de acné se pueden eliminar del todo? ¿Qué tratamientos pueden mejorar su aspecto?

Yo siempre suelo contestar que la cicatriz que mejor se elimina es la que no se tiene. Por eso, me parece fundamental el tratamiento precoz del acné antes que puedan aparecer sus consecuencias indeseables. Las cicatrices de acné requieren, muchas veces, tratamientos combinados y durante largos periodos de tiempo. Así que debe informarse bien a los pacientes, tener paciencia y sobre todo tratar de evitar las complicaciones de los mismos tratamientos. Pueden realizarse microneedle, asociado o no a técnicas avanzadas de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o lipotransferencia autoóoga, inyecciones de hialuronico, peelings profundos o, incluso, tratamientos con láser CO2, además de cirugía como diferentes alternativas terapéuticas.

Mejorar el contorno corporal también se ha convertido en una preocupación estética creciente. ¿Cómo puede ayudar la criolipólisis a este objetivo?

Pues es una consulta emergente y las clínicas como la nuestra nos aventuramos a dar respuesta a la demanda de las pacientes. La criolipólisis es un tratamiento excelente para zonas de grasa localizada que nos disgustan y que a pesar de realizar diferentes actividades físicas no conseguimos mejorarlas. En ese caso el tratamiento mediante congelación del tejido graso de esa zona, asociado en nuestro caso a sesiones de onda de choque posteriores consiguen mejorar el contorno corporal, disminuyendo el tamaño de estos acúmulos de tejido graso. Es un tratamiento que se realiza en un medio confortable y no tiene complicaciones importantes para las pacientes, así que esta siendo muy bien recibido.


tratamiento_PRP_clinica_jaime_vilar.jpg

Es uno de los tratamientos más avanzados en rejuvenecimiento facial y corporal. El plasma rico en plaquetas o PRP aporta firmeza y tersura a la piel, además de promover la regeneración y la reparación celular. Además, contiene una gran cantidad de factores de crecimiento que pueden resultar efectivos en el tratamiento de la alopecia, tanto masculina como femenina. Pero, concretamente, ¿qué es el PRP y qué efecto tiene en la piel?

El plasma rico en plaquetas se obtiene centrifugando la sangre del propio paciente, de manera que los glóbulos rojos se separan de las plaquetas. Estas células tienen una gran capacidad de regeneración celular. Por eso, inicialmente el PRP se utilizaba para el tratamiento de úlceras crónicas o heridas difíciles de curar. En los últimos años se ha descubierto que las plaquetas son un gran aliado para la piel.

¿En qué consiste el tratamiento?

Es un procedimiento muy seguro que comienza con una valoración previa del paciente. A continuación se extrae la sangre, como se haría en un análisis rutinario, y se centrifuga para obtener el PRP.  En nuestra Clínica estructuramos el tratamiento en tres sesiones, de una media hora aproximadamente, cada seis semanas más un mantenimiento semestral.

No es precisa ninguna preparación previa. No obstante, en los tratamientos faciales se aplica un anestésico tópico una hora antes del procedimiento. Aunque se inyecta, las molestias son mínimas y una vez terminado el tratamiento el paciente puede hacer vida normal. Asimismo, el tratamiento puede realizarse en cualquier época del año, siempre que se proteja la piel de la exposición solar de una manera adecuada.

¿Qué efecto tiene el PRP en la piel?

Al tratarse de una sustancia natural, obtenida del propio paciente, se evita el riesgo de rechazo y de posibles reacciones cutáneas como dermatitis o infecciones. Pero, además, el plasma rico en plaquetas tiene muchos beneficios para la piel:

  • Rejuvenecimiento facial, de cuello y de escote. Incrementa el brillo, la luminosidad y la tersura de la piel, además de reducir las arrugas y líneas de expresión. Y favorece la producción natural de elastina, fundamental para que la piel conserve su elasticidad.
  • Aliado frente al acné. El plasma rico en plaquetas también puede mejorar las pieles acnéicas y con cicatrices, además suavizar las estrías y algunas manchas.
  • Combate la celulitis. Regenera la piel y ayuda a eliminar la grasa localizada.
  • Regeneración capilar. El PRP también se emplea como terapia adyuvante en el tratamiento de diferentes tipos de alopecia.

¿Quieres saber más sobre este tratamiento? No dudes en consultarnos. ¡Somos expertos en cuidar tu piel y en ayudarte a recuperar su belleza natural!


dermatitis_seborreica_clinicajaimevilar.jpg

Picor, eccema de color rojo, descamación en el cuero cabelludo, las cejas y la zona de la nariz… ¿Has tenido alguno de estos síntomas? Entonces puede que se deba a un brote de dermatitis seborreica. Es un tipo de eccema endógeno. Esto quiere decir que no está desencadenado por agentes externos. Pero, ¿qué es la dermatitis seborreica y cómo se trata?

Este tipo de piel se caracteriza por la inflamación del cuero cabelludo. Lo que da lugar al desprendimiento de escamas, conocidas como caspa, a un eritema facial. Aunque existen casos en los que su aparición se produce en los primeros meses de vida, lo más habitual es que se manifieste con los cambios hormonales típicos de la adolescencia.

Los síntomas de la dermatitis seborreica son muy variables. Existen pacientes con brotes casi permanentes, pero en otros casos, solo aparecen en épocas de estrés o de enfermedad. Hablamos, por ejemplo, de periodos de exámenes o de un catarro. En los casos más graves, el cuero cabelludo puede llegar a generar mucha caspa, lo que afecta a la calidad de vida del paciente. Y puede llegar a causar picor, pero es muy importante evitar el rascado para no desencadenar una sobreinfección.

Causas de la dermatitis seborreica

Como ya mencionamos, la dermatitis seborreica no se desencadena por agentes externos, a diferencia de otras dermatitis como la de contacto. Por el momento, se desconoce la causa exacta de su aparición, aunque se cree que puede estar relacionada con un hongo, llamado ‘malassezia’, que se encuentra en la secreción sebácea de la piel. También puede deberse a una respuesta irregular del sistema inmunitario o a cambios hormonales.

No obstante, se sabe que hay una serie de factores que pueden incrementar el riesgo de padecer dermatitis seborreica:

  • Tener un sistema inmunitario debilitado, como el de los receptores de un trasplante de órgano o el de las personas VIH.
  • El estrés o el cansancio prolongado.
  • Sufrir algunos trastornos neurológicos y psiquiátricos, como la enfermedad de Párkinson.
  • Estar en constantes cambios bruscos de temperatura.
  • Tener o haber padecido acné.
  • Los antecedentes familiares.

Tratamiento de la dermatitis seborreica

Los tratamientos empleados habitualmente para la dermatitis seborreica son tópicos, es decir, cremas. En la mayoría de los casos, se recurre a los corticoides, pero deben emplearse el menor tiempo posible, especialmente si el brote aparece en la zona facial. El abuso de este tipo de medicamentos en la cara puede dar lugar a brotes de acné, rosácea y, en los casos más graves, atrofia en la piel.  Asimismo, el tratamiento debe incluir también fármacos antifúnficos y antiinflamatorios, dado que en la enfermedad existe un componente de sobreinfección por hongos en las zonas más grasas de la piel.

Dado que el uso de corticoides debe ser limitado, es importante que las personas con dermatitis seborreica lleven a cabo una terapia de mantenimiento. Existen champús, jabones y cremas específicas que pueden ayudar a mejorar el estado de la piel del rostro y del cuero cabelludo. De esta manera, se podrá reducir el empleo de los corticoides a los episodios de brote. Asimismo, cabe recordar que se trata de un tipo de piel que se mantiene a lo largo de toda la vida y es clave seguir un tratamiento adecuado, que puede ir modificándose según las necesidades que se presenten en cada momento.

Recomendaciones generales

Aunque lo primero y lo más importante es acudir al dermatólogo para determinar un tratamiento adecuado, existen algunas recomendaciones para prevenir la aparición de los brotes de dermatitis seborreica:

  • Evitar las situaciones de estrés. Este es el principal factor de riesgo en la aparición de los brotes.
  • Mantener una rutina de sueño adecuada. La alteración de los ritmos circadianos puede desencadenar un brote de dermatitis seborreica.
  • Prestar atención a otros fármacos. Si estás tomando alguna otra medicación, consulta con tu médico si puede afectar a tu piel. Algunos medicamentos pueden agravar la dermatitis seborreica.
  • Evitar el uso de productos con alcohol. Asegúrate de que ni los champús ni las cremas que empleas contengan este ingrediente.
  • No rascarse. El rascado puede contribuir a extender la dermatitis y a generar una infección.


Cuantos-tipos-de-manchas-faciales-hay-jaime-vilar.jpg

Son uno de los principales motivos de consulta dermatológica y uno de los signos más frecuentes del fotoenvejecimiento. Pero, ¿cuántos tipos de manchas faciales hay? En este post de blog hablaremos de todas ellas, de por qué aparecen y de cómo tratarlas.

Lo primero que debes saber es que hay varios tipos de manchas faciales diferentes o de hiperpigmentaciones. Conocerlas y diagnosticarlas correctamente, es clave para tratarlas. De hecho, un tratamiento inadecuado puede agravarlas y causarnos, incluso, otros problemas cutáneos.

Tipos de manchas faciales

La hiperpigmentación está relacionada con un aumento de la melanina en la piel o por un cambio en la distribución de esta y de los melanocitos, las células que la producen. La melanina es un pigmento presente de manera natural en la piel que nos ayuda a protegernos de la de la exposición solar. Sin embargo, cuanta mayor es esta exposición, más melanina segregan nuestras células favoreciendo la aparición de hiperpigmentación o parches de piel más ocuros. ¿Cuántos tipos de manchas faciales hay? Aquí te explicamos los más frecuentes:

  • Efélides o pecas. Son las más fáciles de reconocer. Son pequeñas acumulaciones de pigmento de color marrón y con una forma redondeada. Son muy comunes en las personas con la piel más clara y aparecen en las zonas más expuestas al sol, como la cara, el cuello, los brazos… Se intensifican en verano por el aumento de la exposición solar, pero no entrañan riesgos para la salud.
  • Lunares o nevus. Se producen cuando los melanocitos se agrupan en una zona determinada dando lugar a una pequeña mancha, que puede ser de color marrón, pardo o negro. Suelen ser planas, aunque también pueden presentar pequeños relieves. Algunos lunares están presentes en nuestra piel desde el nacimiento, pero otros pueden aparecer con el paso del tiempo. Es importante controlarlos y autoexplorarlos con frecuencia, especialmente en las personas con la piel clara y con factores de riesgo de sufrir melanoma. La clave está en analizar si se produce un cambio de color, forma, tamaño… Aunque se recomienda acudir con cierta periodicidad al dermatólogo para realizar un mapeo corporal y un estudio más detallado de todos los nevus.
  • Léntigos simples o solares. Son similares a las pecas, aunque a diferencia de estas no cambian de color con la exposición solar y en ocasiones pueden alcanzar un tamaño superior. Suelen estar relacionadas con el fotoenvejecimiento y también con un cambio hormonal.
  • Melanoma. Tienen un aspecto similar al de un lunar, sin embargo presentan un crecimiento asimétrico, bordes irregulares y su color es muy intenso, llegando incluso a presentar tonos azulados. Se trata de un tipo de cáncer de piel muy agresivo. De ahí la importancia de acudir con frecuencia a una revisión dermatológica, especialmente si se presentan otros factores de riesgo. Entre ellos, presentar un alto número de nevus (40 o más), antecedentes familiares, piel y ojos claros…
  • Melasma. Es una alteración prácticamente exclusiva de las mujeres (el 90% de los casos son femeninos). Se suele llamar comúnmente paño y su aparición está muy relacionada con los cambios hormonales, de ahí que se presente con mucha frecuencia en las mujeres embarazadas o tras el parto. Existen diferentes tipos, epidérmino, dérmico o mixto y empeoran con la exposición solar.
  • Vitíligo. Es una enfermedad de la piel causada por una pérdida de melanocitos y por tanto de melaninca. Se presentan como parches muy blanquecidos y aunque todavía no está claro, se cree que su origen es autoinmune y en ocasiones se relaciona también con problemas tiroideos.
  • Pitiriasis alba. Es una enfermedad crónica y benigna de la piel, que suele estar acompañada de dermatitis atópica. Aparecen en la infancia y son una de las manchas más comunes, especialmente en los niños con la piel más oscura. Son unos parches blanquecinos que suelen aparecer en la cara y en el cuello y que se agravan con la exposición solar, los baños en piscinas y algunos jabones.

Tratamiento de las manchas

El paso fundamental para eliminar las manchas no deseadas es establecer un buen diagnóstico. Como ya hemos explicado, hay varios tipos de manchas faciales y cada uno requiere unos cuidados diferentes. Por ejemplo, en el caso de la pitiriasis alba, bastaría con una buena hidratación cutánea. Cuando hablamos de manchas hormonales las terapias tópicas despigmentantes son la mejor opción. Sin embargo, para los léntigos solares, por ejemplo, hay que recurrir a otro tipo de tratamientos como el Láser Qwitch, que es el que obtiene mejores resultados.

Lo más importante es autoexplorar nuestra piel y cuando detectemos alguna mancha nueva, acudir al dermatólogo. Estudiará nuestra piel para ofrecernos un buen diagnóstico y las mejores opciones de tratamiento. ¡Consúltanos! Hasta el 15 de diciembre tenemos un 25% de descuento en el tratamiento láser de las manchas. 


programa_webinar_fotoBlog.jpg

El Dr. Jaime Vilar participa en el webinar ‘Actualización en psoriasis’. Lo hace con una ponencia titulada ‘Análisis de fichas técnicas de las diferentes alternativas terapéuticas disponibles para el tratamiento de la psoriasis. Nuevas publicaciones. Nuevos datos de la práctica clínica’.

El objetivo de este evento digital es la revisión de alternativas terapéuticas disponibles en el abordaje de la psoriasis con la presentación de los datos de recientes publicaciones de IL23/Th 17 y práctica clínica real.

La ponencia del Dr. Jaime Vilar estará disponible en JMC a partir del 22 de octubre de 2020.


dano-actinico.jpg

La exposición solar crónica genera problemas en las zonas de la piel más castigadas por la luz. Esto va a ser especialmente importante en individuos de fototipo claro, que han sufrido de la radiación solar durante largos períodos vitales, independiente de que haya sido laboral o recreativa.

El cáncer de piel esta directamente relacionado con la exposición excesiva a la luz solar.

Normalmente dividimos el cáncer de piel a efectos didácticos en cancer cutáneo no melanoma y melanoma. El cancer cutáneo no melanoma supone el cancer de piel más frecuente del ser humano. Su tipo más frecuente es el carcinoma basocelular. No hay ninguna neoplasia más frecuente que ésta en los humanos. Es una lesión cutánea, de crecimiento progresivo y poca capacidad de producir daño a distancia, por lo que el tratamiento quirúrgico es mayoritariamente curativo. El segundo cancer cutáneo mas frecuente es el carcinoma de células escamosas. En este caso hay alguna posibilidad más de producir daño locorregional, pero su pronóstico es habitualmente bueno. El problema surge con el melanoma. El “tratamiento” principal de esta lesión es el diagnostico precoz, porque si el melanoma es descubierto en un estadio no inicial el pronostico de los pacientes se complica de forma exponencial. Aunque se han presentado avances importantes en el manejo de los pacientes con melanoma avanzado en los últimos años, aun estamos lejos de obtener los resultado deseados. La labor fundamental de la colaboración entre AP y Dermatología debe ser siempre intentar diagnosticar precozmente los melanomas, e intentar que no se nos pase ninguno por alto, pues una de las entidades clínicas que mayor porcentaje de años de vida perdida produce en los pacientes que la padecen

 

Dentro de los pacientes que presentan daño actínico crónico, a menudo, antes de la aparición de las lesiones cancerígenas o incluso al mismo tiempo, pueden aparecer unas lesiones eritematosas, rasposas, en forma de placas en las zonas fotoexpuestas, que pueden causar molestias locales, como dolor, escozor, sangrado ocasional o desarrollo de costras que no terminan de curarse. Estas lesiones son conocidas como queratosis actínicas. Tradicionalmente se les ha considerado lesiones premalignas, que nos avisan de la exposición solar crónica a la que se ha sometido el paciente que las presenta. Pueden ser aisladas, ocasionales, o generalizadas en distintas zonas (especialmente cara, cuero cabelludo y dorso de manos). Estas queratosis actinicas suponen un aumento del numero de queratinocitos de la epidermis algunos atípicos pero sin sobrepasar la membrana basal de la epidermis. Aunque tradicionalmente se les había considerado lesiones premalignas hay estudios recientes que las consideran mas correctamente carcinomas escamosos in situ. Es en este punto donde surge la importancia de las lesiones por la necesidad que presentan de recibir tratamiento. En lineas generales, a no ser que las condiciones generales del paciente lo contraindiquen, las queratosis actinicas deben recibir tratamiento, aunque este puede ser más conservador o más agresivo.

Los pacientes con queratosis actinicas múltiples deben estar en seguimiento periódico por su médico con el objetivo de detectar cuanto antes la queratosis con predisposición a degenerar a un carcinoma epidermoide invasor. Además existen diferentes tratamientos para las queratosis actinicas. Las lesiones únicas pueden destruirse mediante crioterapia, o curetaje y electrocoagulación como técnicas más ampliamente extendidas. Pueden utilizarse también dispositivos de láser para realizar un tratamiento similar a los expuestos previamente. Por otro lado las queratosis generalizadas que constituyen lo que llamamos el campo de cancerización podrían beneficiarse de un tratamiento que intentase resolver muchas lesiones al mismo tiempo. Para ello se han desarrollado la Terapia Fotodinámica, tanto clásica como la realizada con luz de día, las terapias diana como el imiquimod, o los tratamientos tópicos de mantenimiento con las cremas compuestas por diclofenaco y acido hialurónico. En ocasiones también utilizamos peelings químicos y fármacos como los retinoides tópicos o sistémicos. En cualquier caso, eligiendo cualquiera de las terapias enunciadas es mandatorio continuar con la fotoprotección y el seguimiento estrecho de estos pacientes para diagnosticas en caso de aparición los distintos tipos de cancer de piel en el estadio más precoz posible.

 




<b>Discover a</b> <strong>new you</strong>




CONTÁCTANOS




Nº de Registro Sanitario: 24/877

SÍGUENOS EN:

   

NOSOTROS CONTACTAMOS CONTIGO

Déjanos tu nombre, teléfono y correo electrónico.



    <b>Contact us</b>



    Madison Avenue 7, New York

    Book an Appointment